Connect with us

OTRAS NOTICIAS

Cruzan a un burro con una cebra y el resultado causa sensación en redes sociales

Published

on

Una cebra dio a luz a un bebé extraño, un animal que tenía una apariencia muy rara que ha sorprendido a todo el mundo en redes sociales. Algo lógico, pues la cebra mamá se apareó con un burro.

Así que prepárate porque esto te hará sonreír hoy. La cebra-burro es tan linda, ¡y nos demuestra que en la diversidad está la magia!

La adorable y pequeña criatura fue descubierta en el Parque Nacional Chyulu Hills, en Kenia, junto a una de las cebras del parque.

Cuando los cuidadores de la organización de rescate y rehabilitación de animales Sheldrick Wildlife Trust encontraron al pequeño potro, notaron que tenía rayas. Por un momento pensaron que era una cebra, observaron mejor y se dieron cuenta de la situación.

Las rayas solo cubrían la mitad de su cuerpo, el patrón de dibujo era bastante curioso.

Fotografía: David Sheldrick

Después de mirar más de cerca, se dieron cuenta de que el hermoso potrillo no era una cebra en absoluto: era un zonkey (por la combinación de palabras en inglés), la descendencia de una cebra y un burro. Un potro de cebra.

“Al trabajar con la vida silvestre, uno aprende a esperar lo inesperado. Incluso la historia más directa puede revelar sus verdaderas tendencias y terminar sorprendiéndonos a todos.

El zonkey combina el cuerpo robusto de su padre burro y las patas rayadas de su madre cebra, lo que lo convierte en una criatura llamativa.

Si bien debería llevar una vida normal, los zonkeys son mulas, lo que significa que no podrá reproducirse con éxito una vez que alcance la madurez“, dijeron los responsables del centro en un comunicado.

La cebra madre, que aún no se ha nombrado, era un animal callejero que salió del Parque Nacional Tsavo East de Kenia y se metió en rebaño de ganado local, donde, a juzgar por los hechos, conectó muy bien.


El Sheldrick Wildlife Trust, que normalmente se ocupa de crías de elefantes, rinocerontes y ocasionalmente cebras huérfanas, llevó a la mamá cebra al Parque Nacional Chyulu.

Los embarazos de cebra duran 12 meses completos, por lo que fue fácil para el personal del centro de rescate averiguar lo sucedido, dado que había pasado mucho tiempo viviendo con el rebaño de ganado en el último año.

Afortunadamente, mamá cebra y bebé zonkey están “prosperando” y viviendo su mejor vida en el Parque Nacional Chyulu, que no tiene muchos depredadores y tiene mucha comida y agua para mantenerlos satisfechos y felices.

Fotografía: David Sheldrick

Los Zonkeys son, de hecho, increíblemente raros, porque la probabilidad de un apareamiento de cebra y burro es poco común ya que no tienen la misma cantidad de cromosomas.

Eso es lo que hace que este pequeño potro-cebra sea tan especial.

Tomando de El Diario de NY

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TENDENCIA