Hallan sin vida al dirigente estudiantil del Instituto Técnico Luis Bográn que había desaparecido

Publicado

Según lo informó su madre, el estudisnte participaba activamente en protestas.

Tegucigalpa- Hallan sin vida a Oscar Daniel Mencía Cantarero de 18 años de edad, quien era estudiante del Instituto Técnico Luis Bográn de Tegucigalpa.

Los restos del joven fue encontrado en la colonia Villa Cristina, el martes 29 de octubre (mismo día que desapareció); no obstante, el cuerpo del joven no había sido identificado, por tanto, fue hasta el jueves por la noche que su madre se enteró que su hijo había fallecido.

Hombres encapuchados capturaron a dos estudiantes dentro de las instalaciones del Instituto Técnico Luis Bográn, entre ellos, Oscar Mencia, mientras tanto, el otro joven aún no ha sido encontrado.

Según la información que se maneja, los compañeros del joven, lo vieron por última vez en las instalaciones del centro educativo alrededor de las 2 de la tarde.

Los familiares denunciaron que Oscar Mencia se desapareció el martes 29 de octubre del año en curso, el mismo día, comenzaron su busqueda.

El ahora occiso, portaba el uniforme del colegio, el cual, es: pantalón verde, camisa blanca y zapatos color negro.

Mientras tanto, las autoridades del centro educativo dicen no saber si Oscar Mencia fue sacado el recinto educativo y expresaron que lo único que saben, es que era estudiante del Instituto antes mencionado.

Tanto la madre como el director del colegio, informaron que Oscar participaba en protestas y que en algunas ocasiones se tomaba el centro educativo, en apoyo a la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación; y, para hacer otras exigencias a las autoridades del instituto, entre ellas, que se brindara una mejor seguridad en el centro de estudios.

Un comentario sobre “Hallan sin vida al dirigente estudiantil del Instituto Técnico Luis Bográn que había desaparecido

  • el 2019-11-01 a las 12:58 pm
    Permalink

    En todo el mundo la misma podredumbre, matando a los que se manifiestan por lo justo. Mundo de mierda en que vivimos, entre serpientes malinas y sicópatas.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *