Conéctate con nosotros

Opinión

Honduras: dictadura y cuarentenas desiguales

Publicado

el

Fotografía: Jorge Membreño


Por: Galel Briceño, Sociólogo hondureño.

Hay un estado de alerta global frente a la pandemia con mayores consecuencias en el Siglo XXI: el Covid-19. La emergencia de esta pandemia ha despertado diversas reflexiones en la opinión pública y en los grandes medios de difusión. Ha sido muy común leer en los titulares y en las narrativas, que el virus no distingue clases sociales. La afirmación se limita a señalar que, esta vez no sólo se han visto afectados los sectores pobres, sino también han sido afectados actores de la clase política y burgueses alrededor del mundo. Sin embargo, es distinta la recepción de una pandemia, entre países con distintas posiciones de poder en el mercado global. Existen relaciones de poder y dependencias; atendiendo a la relatividad de los contextos, hay quienes tienen mayores posibilidades de sobrellevar una crisis sanitaria de tales dimensiones. En este panorama, Honduras estaría posicionada en desventaja, sobresaliendo por ser uno de los países más desiguales y pobres del mundo. Entonces es irrebatible que, en el país, las cuarentenas también se viven en desigualdad.

Medidas gubernamentales frente a la crisis

A partir del golpe de Estado del 2009, los gobiernos han acumulado, construido y monopolizado recursos financieros, institucionales, sociales y de estrategia política. En consecuencia, a través del tiempo, se ha consolidado un régimen dictatorial. Es mediante las transformaciones neoliberales que revalidan su mandato, en un contexto caracterizado por el despliegue del poder militar como recurso de control social. Han privilegiado el gasto público en el fortalecimiento del ejército, en deterioro de la salud pública. Entonces, ¿qué posibilidades tiene un régimen dictatorial frente a una pandemia global? En principio, donde se impone el neoliberalismo, el Estado de Derecho es casi ilusorio. Como resultado, las estrategias gubernamentales para el control del Covid-19, han sido reproductoras de desigualdad. Se han servido de la militarización de la sociedad, con medidas de reclusión y represión. La receta que han seguido es el Estado de sitio y la violación a los derechos humanos de las clases más pobres, ¡han llegado a lanzar gases lacrimógenos en los mercados y barrios donde la gente comercializa para sobrevivir en el día a día! Quienes tienen más privilegios de clase también incumplen, pero tienen ese salvoconducto: contar con más recursos. A esto se le suman la aprobación de más de 2.500 millones de dólares que, hasta la fecha, no se ven reflejados en los centros públicos de atención médica. Así que, además de las condiciones insuficientes de atención a los casos, la violenta y abrupta consecuencia ha sido llevar la tasa de muerte por Covid-19 más alta en Latinoamérica. Sin duda alguna, se perfila cada vez más difuso el panorama de posibilidades positivas frente a la pandemia.

Subjetividades y emociones en cuarentena

En las expresiones subjetivas y emocionales del encierro, destaca el sentido de indefensión y desesperanza. En las narrativas se percibe cómo el encierro es inútil e insuficiente cuando la gestión gubernamental es inoperante. Las principales preocupaciones radican en pensarse sobreviviendo a una pandemia, indefensos/as y desesperanzados/as, en el marco de un régimen dictatorial que se perfila con insuficiencias en la protección de los intereses de las mayorías.

A pesar del sentido de desesperanza, también hay dinámicas de auto-cuidado y de cuidados comunitarios. Es interesante ver cómo se van construyendo como sujetos productores de nuevas lógicas de cooperación y solidaridad. Las prácticas van desde el apoyo con suministros entre familias, hasta el apoyo en el acceso a los mismos. En algunos lugares al interior del país, también resaltan las acciones dialógicas cotidianas y comunitarias frente a las normatividades y los poderes biopolíticos y biomédicos hegemónicos. Los despliegues de prácticas de cuidado son vivenciados como lógicas de desconfianza y prevención frente a la incapacidad gubernamental y a un sistema de salud precario. También habría que destacarlas redes sociales de los medios electrónicos, con un papel esencial en el fortalecimiento de esos vínculos socio-afectivos.

Humanidad vs productividad

La implementación del trabajo en casa ha manifestado las mismas lógicas neoliberales y tecnocráticas. Lo subrepticio del discurso hegemónico de productividad en el neoliberalismo es que los valores de cambio valen más que la vida misma. Muchas empresas se han servido de vigilar y castigar, como herramientas de medición de productividad. Algunos call centers y otras empresas, tienen rígidas evaluaciones del rendimiento del trabajo en casa. Evaluaciones en sujetos que, como antes se menciona, están pensándose en la indefensión y la desesperanza, siendo muchas veces víctimas de los fake news y del shock tan mencionado por Naomy Klein.

Cuarentenas desiguales

En el ámbito laboral y educativo, lo transversal es el componente de la clase. En ambas, son significativas las brechas de desigualdades en el acceso. Vale insistir que es uno de los países más desiguales. A partir de esto, se precisa dimensionar que las medidas estandarizadas de productividad son una de las máximas expresiones de desigualdad en períodos de pandemia. No todos los/as trabajadores/as y los/as estudiantes tienen acceso a computadoras, internet y, por supuesto, es impensable a un cyber café. Sin embargo, la medición del rendimiento es hegemonizada y sin consideraciones pedagógicas humanas. Sin tomar en cuenta el estado emocional manifiesto en una crisis global. El infortunio de las cuarentenas desiguales también azota de manera violenta a quienes no tienen otra alternativa que vivir de lo que venden diariamente; y más a quienes ni siquiera tienen un hogar donde pasar la cuarentena.

Patriarcado en cuarentena

El patriarcado representa en la historia el sistema de dominación por excelencia. Está presente en lo político, cultural, lo económico; se encarga de imprimir su sello en las subjetividades y los cuerpos. Pero, sobre todo, está presente y con alta intensidad en la crisis sanitaria. Si no bastaba el shock de la pandemia; la desigualdad en las brechas salariales; las desigualdades en el acceso equitativo a recursos y demás, las mujeres también sobrellevan la cuarentena conviviendo con los verdugos. Así que la cuarentena, con violencia doméstica y femicidios, frente a instituciones patriarcales y en el marco de una pandemia, es también un panorama terrorífico. Concluyo afirmando que toda esta distopía materializada, es el resultado del fracaso de la gestión del régimen dictatorial. Que persiste en la imposición violenta del modelo neoliberal y que, aún frente a una pandemia global, no hace más que profundizar la precarización de la vida. Sin embargo, se manifiestan narrativas del descontento y prácticas solidarias, tan necesarias en estos momentos de crisis.

Honduras: dictadura y cuarentenas desiguales


[1] Sociólogo por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Integrante del Grupo de Trabajo CLACSO Extensión crítica: teorías y prácticas en América Latina y el Caribe. Técnico de investigación en Médicos del Mundo.

Continuar leyendo...
Deja tú comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Opinión

Elección mexicana en riesgo: OEA enviará a Santiago Canton, experto en desestabilizar gobiernos en AL

Publicado

el

OPINIÓN: Carlos Portillo

Carlos Portillo | Periodista y analista político

Aunado a la preocupación que ha despertado en la ciudadanía el hecho de que el Instituto Nacional Electoral (INE) invite a la Organización de los Estados Americanos (OEA) para realizar actividades de observación en las próximas elecciones del 6 de junio en México, debido a la participación de dicha instancia en el golpe de Estado de Bolivia en 2019, la reunión del candidato priísta Adrián de la Garza con Luis Almagro en Washington incrementa el riesgo de que la democracia mexicana sea vulnerada, tanto por la postura parcial que ha mostrado el INE, como por la injerencia extranjera de la ultraderecha enquistada en la Secretaría General de la OEA.

Cabe recordar que en las elecciones bolivianas de 2019, la organización dirigida por Almagro emitió primero un comunicado y después un informe, donde mencionaba “irregularidades” en el conteo de votos, aunque sin presentar ninguna prueba fehaciente y sin utilizar criterios técnicos. Esto derivó en un golpe de Estado, en el que las Fuerzas Armadas pidieron la renuncia del entonces presidente, Evo Morales Ayma, y la instauración de un gobierno de facto que llevó a cabo masacres contra indígenas, además de diversos actos de corrupción.

El informe de la OEA ha sido fuertemente criticado y desmentido por instancias internacionales como el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) y medios como The Washington Post.

Un año después, el partido de Morales (MAS-IPSP) arrasó en los nuevos comicios con más del 55% de los votos, comprobando que nunca hubo fraude y evidenciando el papel golpista e intervencionista de la OEA.

Tras estos hechos, incluso el subsecretario para América Latina y el Caribe de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, Maximiliano Reyes, emitió un mensaje criticando la gestión de Almagro y su intromisión en los asuntos de Bolivia.

“Mi país denuncia el afán del secretario general de intervenir en los asuntos internos de nuestros Estados y de lastimar nuestras democracias. Lo que ocurrió con la OEA en Bolivia no debe repetirse jamás. Mientras usted siga al frente de la Organización, la sombra de lo sucedido en Bolivia estará siempre presente. Ustedes han deslegitimado a las misiones de observación electoral”, expuso Reyes en su momento.

Por si fuera poco, la Secretaría General de la OEA ya anunció que quien encabezará la Misión de Visitantes Extranjeros es Santiago Canton, un abogado argentino que se ha caracterizado por su participación en diversos ataques antidemocráticos para desestabilizar gobiernos en América Latina.

Cuando fue secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Canton avaló el golpe de Estado —que duró solo 48 horas debido a la reacción del pueblo— en Venezuela, ocurrido en abril del 2002, otorgando su apoyo al gobierno de facto que pretendía imponer el empresario Pedro Carmona Estanga.

“En una carta dirigida al canciller no juramentado del gobierno, entre comillas, de Carmona, lo saluda como su excelencia y se refiere a su ilustrado gobierno para referirse a Carmona”, relató en 2012 Roy Chaderton, quien se desempeñó como embajador de Venezuela ante la OEA de 2008 a 2015.

Por su parte, el INE en México tumba candidaturas de Morena por unas cuantas publicaciones de Facebook que no superaban ni los 20 mil pesos en pauta, critica el “populismo” en foros virtuales y eventos públicos, y emite declaraciones hostiles constantemente contra el presidente Andrés Manuel López Obrador y el partido guinda.

Además, decidió “devaluar” el voto de las mayorías con el pretexto de evitar la “sobrerrepresentación” de Morena en la Cámara de Diputados. ¿Cómo puede estar “sobrerrepresentada” la voluntad del pueblo? ¿Cómo es posible que si la mayoría elige a un partido para representarle en el Legislativo, esa decisión no pueda respetarse y traducirse en las curules? En este sentido, incluso aunque todo México votara por Morena, no le darían los diputados plurinominales que le tocan y le terminarían otorgando diputaciones a partidos por los que nadie votó.

En tanto, el órgano electoral se ha hecho de la vista gorda con las “tarjetas rosas” que ofrece Adrián de la Garza para comprar el voto y con el financiamiento ilegal de la campaña de Samuel García, entre otras corruptelas de los partidos de oposición en todo el país.

De esta manera, tanto la soberanía como la democracia mexicanas se encuentran bajo un riesgo latente en las elecciones del próximo 6 de junio, por lo que se requerirá de una participación masiva en los comicios, como sucedió en 2018, para garantizar que se respete la voluntad popular.

 

Continuar leyendo...

Estados Unidos

Artículo: Supremacía Blanca en los «Estados Hundidos»

Publicado

el

Artículo

Un tweet del Presidente Donald Trump, una publicación, miles de compartidos y un enfermizo «amor» hacia el líder republicano, fueron los detonantes para los disturbios suscitados este miércoles en el Capitolio de los Estados Unidos.

La ultraderecha decidió reclamar «el poder que les pertenece» de manera violenta y revoltosa. En horas de la tarde, se informó a nivel internacional que varias personas, simpatizantes de Trump, ocasionaron revueltas en las instalaciones del Capitolio.

Volcaron las barricadas y entraron a las instalaciones para evitar el conteo oficial de votos electorales que le otorgan a Biden el gane oficial. En los disturbios, una mujer resultó asesinada a disparos.

En medios de comunicación estadounidenses, los periodistas señalaban los disturbios como una «insurrección fascita», una pelea de los «blancos» por seguir «domindando».

Esto, es el levantamiento de una «raza privilegiada», una raza peligrosa, capitaneada por Donald Trump, quien a pesar de sus promesas de «transición pacífica», decidió utilizar y ensordecer las mentes de sus seguidores para evitar a toda costa que se oficialice el triunfo de Joe Biden.

«Estados Hundidos de Norteamérica»

Y mientras sucedían los disturbios, y eran anunciados en todos los medios, canal por canal, los internautas se preguntaban: «¿Por qué la Policía Nacional no actuó con antelación así como lo hacen con las protestas del movimiento ‘Black Lives Matter’? «.

«¿Cómo tuvieron tiempo de sacarse fotografías dentro del Capitolio? ¿Por qué la mayoría de personas iba armada y ninguna fue detenida? Y si las personas de las fotografías fueran latinas, afroamericanos o procedentes del oriente medio ¿Correrían la misma suerte?».

Las respuestas son claras. Las respuestas pueden ser obvias… La respuesta puede ser un color, puede ser la denominación de «una raza», las respuestas están implícitas, sin embargo, están siendo expresadas de forma explicita: Supremacía Blanca.

Continuar leyendo...

Opinión

MENSAJE A LOS HONDUREÑOS LIBRES ¿Tripartidismo a la vista?

Publicado

el

Jorge Martinez

MENSAJE A LOS HONDUREÑOS LIBRES ¿Tripartidismo a la vista? 
A Mel Zelaya le quedaría muy bien enmendar sus errores, ofrecer disculpas y comenzar a actuar con transparencia, dándole oportunidad a las bases de expresar sus inquietudes, en lugar de enviar a una jauría de vagos y acosadores ofensivos a justificar sus errores.
Un partido serio que dice representar a las mayorías oprimidas no puede manejarse de la manera en que lo está haciendo Mel, LIBRE se ha convertido en uno más de los partidos tradicionales, conservadores y manipuladores de la opinión pública, que organiza a parte de sus militantes para que defiendan de forma visceral las malas acciones de su cúpula.

Este pueblo que ha sufrido por casi dos siglos el sometimiento al bipartidismo no está dispuesto a caer en un tri-partidismo con las mismas características del bi-partidismo.El sistema, astutamente permitió la constitución de este partido aparentando ser de oposición pero en el fondo tiró las líneas necesarias para que fuera un aliado más de sus picardías, un fuerte sector de la población no termina de comprender este fenómeno y todavía a once años del golpe de Estado y de sumar fracaso tras fracaso con sus representantes como supuestos opositores, sigue albergando esperanzas en el mismo liderazgo que ha demostrado incapacidad para lograr los objetivos trazados y evidencia una colución hasta cierto punto descarada con el sistema, pero disimulada por acciones eventuales y mediocres que parecen a favor del pueblo, pero en el fondo es un teatro que ya tiene el suficiente resquebrajamiento como para que muchos vayan despertando a la realidad y le exigen a esa dirigencia pusilánime y nefasta que entregue cuentas y la dirección del partido, a lo cual están renuentes y utilizan las mismas estrategias del partido al cual dicen oponerse que es desprestigiar a aquellos que solicitan transparencia y los tildan de traidores, estrategia ya desgastada en la cual nadie cree, sabemos que ningún corrupto renuncia a su corrupción y ningún tirano entrega el poder por simple solicitud, tal parece que en Honduras el futuro se pinta violento ya que la corrupción no acepta diálogo ni acuerdos pacifistas para renunciar a seguirle chupando la sangre al pueblo.

El pueblo está volviendo sus ojos a nuevos actores, que estamos decididos a generar conciencia y mostrar la verdad, es un proceso inexorable que nadie puede detener, más tarde o más temprano la necedad de los corruptos será puesta en control y el pueblo logrará tener participación activa en las decisiones de país y logrará elegir a representantes genuinos de sus intereses.
A MEL LE RECOMENDAMOS UNA VEZ MÁS REFLEXIONAR Y ENMENDAR SUS ERRORES ANTES DE QUE LAS COSAS SE LE PONGAN FEAS, Y EN LUGAR DE DEJAR UN RASTRO HERÓICO TERMINE COMO UN VILLANO, VILLANO QUE MUCHOS AFIRMAN QUE ES DESDE HACE MUCHO TIEMPO, NO QUISIÉRAMOS CONSTATAR ESE EXTREMO, ESTÁ A TIEMPO DE RECUPERAR SU IMAGEN.

Continuar leyendo...




Publicidad
Publicidad

Trending

Suscríbete a nuestro canal de noticias en Google News – HONDUSA TV