Conéctate con nosotros

HONDURAS

Periodista de Univision en Honduras Claudia Mendoza denuncia destrucción de milpa de campesinos lencas en Rio Blanco

Publicado

el

Hace algunos minutos, la corresponsal de Univision en Honduras, Claudia Mendoza ha denunciado en su cuenta de Facebook, la destrucción de una milpa de un pueblo lenca de la comunidad de Rio Blanco, lugar donde su población lucha contra la instalación de la hidroeléctrica Agua Zarca, por la cual perdió la vida la ambientalista Berta Caceres en el 2016.

A continuación la nota publicada de forma integra por Claudia Mendoza:

!Qué tipo de persona es capaz de destruir los alimentos de otro!

Ayer por la noche recibí una llamada angustiante, con la voz entre cortada del dolor que sentía al narrarme que acababan de destruirles sus parcelas de maíz, las que han estado cuidando desde que las sembraron y que esperaban cosechar en los próximos meses para garantizar la comida de sus familiares.

Era Rosalina, la indígena Lenca que ha estado «al pie de la bandera» en la lucha que ha tenido el pueblo de Río Blanco para evitar la instalación de la represa hidroeléctrica Agua Zarca, de la compañía DESA.

Si usted no es del campo, le costará entender qué significa para estas docenas de familias el que se les haya destruido unas 15 manzanas de tierra sembrada con maíz. Pero, por sentido común y humanismo, el tema es comprensible. En Río Blanco, sus habitantes, como en centenares de pueblos más del país, la gente ve pasar el tiempo con muchas necesidades y desesperanzas. Pocos, como Río Blanco, cuentan con la tierra, como único mecanismo de subsistencia.

Los habitantes afirman que una de las familias de un caserío de la zona, que le vendió la tierra a DESA para que construyera su represa, es la responsable. No sé si fue esa familia, si fueron los esbirros de la empresa, los policías o militares que han permanecido en la zona, los que se confabularon para hacerle daños a esta gente. Eso debería decírnoslo una investigación que lamentable sé que nunca se hará. Pero sea como sea y quien haya sido, ese acto no tiene perdón y merece un castigo fuerte.

Por eso, yo, hija de campesinos que siembran la tierra con maíz y frijoles de los que comí de niña y sigo comiendo de adulta, me sumo al reclamo, al reproche, al repudio, a la denuncia y al encachimbamiento que me provoca saber que así, como ven en esas fotos, quedaron las matas de maíz que sembraron para su seguridad alimentaria los habitantes de Río Blanco, zona Lenca colindante entre Bárbara e Intibucá en Honduras.

Comparte en tus redes sociales
Publicidad
Deja tú comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TENDENCIA

Suscríbete a nuestro canal de noticias en Google News – HONDUSA TV