Conéctate con nosotros

HONDURAS

Un ciudadano de Eslovaquia busca a su hija desaparecida en Honduras

Publicado

el

Un ciudadano de Eslovaquia se encuentra en Honduras buscando a su hija que fue declarada desaparecida en un inicio y luego muerta en Inglaterra, lugar donde ella residía, pero por casualidad su padre se encontró con una fotografía de ella en redes sociales, donde se encontraba en la ciudad de La Ceiba con una Ong.

El ciudadano corresponde al nombre de Stanislav Aschwierer y su hija desaparecida corresponde al nombre de Michaela Pugh de unos 40 años de edad y desapareció de forma misteriosa en la ciudad de Guildford, Inglaterra, lugar donde la declararon muerta, pero la fotografía que encontró en redes sociales ha devuelto su esperanza de encontrarla en Honduras.

En esa angustiosa búsqueda, el padre encontró hace un año en las redes sociales una fotografía de una organización no gubernamental que opera en La Ceiba, en la que aparece su hija con un grupo de niños. Aunque la imagen no muestra el rostro de la mujer, las características de su cuerpo hacen creer a este hombre eslovaco que su hija está viva y en Honduras.

Según relata Stanislav Aschwierer, tras conocer que su hija podría estar con vida en Honduras, trato de realizar un contacto en este país, pero su espera fue angustiosa porque tardo mucho tiempo, hasta que a través de la Congregación de la Misión o los Padres Vicentinos ubico a un compatriota suyo, el sacerdote Jaroslav Jasso, con quien en la actualidad recorre La Ceiba, buscando a su hija, con la esperanza de encontrarla con vida.

Stanislav Aschwierer ha viajado desde la ciudad de Ružomberok, Eslovaquia, hasta La Ceiba, donde desde hace tres días. Jaroslav, la mujer que buscan lleva tres años desaparecida y su caso es un misterio de dolor y angustia para su familia. “Ella se casó con un hombre inglés, vivió en Inglaterra 20 años con él, y después se divorciaron”, compartió el sacerdote.
Después de ese divorcio, Michaela Pugh decidió volver a Eslovaquia, donde estuvo un año y medio. “Después ella decidió regresar a Inglaterra, ¿y qué pasó?, un día la Policía inglesa descubrió su coche abandonado en una ciudad; el auto tenía todos los documentos de ella, y desapareció y no volvieron a saber nada de ella”, recordó Jaroslav.

Actualmente el angustiado padre junto al sacerdote se han abocado al Ministerio Publico Hondureño para. migración y otras instituciones gubernamentales para poder rastrear a la mujer, aunque se sospecha que se haya cambiado su identidad.

Ayer continuaban gestionando las formas de cómo contactar a los encargados de la oenegé de voluntarios, donde creen que estuvo Michaela Pugh.

Comparte en tus redes sociales
Publicidad
Deja tú comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TENDENCIA

Suscríbete a nuestro canal de noticias en Google News – HONDUSA TV