¡Vergonzoso! Honduras es noticia en el mundo por vínculos del presidente con el narcotráfico

Publicado

Este miércoles dio inicio el juicio contra Juan Antonio Hernández, hermano del actual mandatario hondureño, quien es acusado de cuatro delitos, entre ellos, de conspirar para ingresar cocaína a los Estados Unidos.

Durante el desarrollo del juicio, los fiscales federales que acusan a Tony Hernández, sumaron a su medio probatorio, una evidencia que señala que el presidente Juan Orlando Hernández recibió al menos 1 millón de dólares a través de su hermano (Tony Hernández), por parte del narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

La noticia no se hizo esperar, y los principales diarios y cadenas internacionales dieron a conocer la información, poniendo a Honduras por segunda vez, como el centro de atención del mundo, por tener a un presidente señalado por supuestos vínculos con el narcotráfico.

La primera vez que el nombre de Honduras fue puesto a la palestra pública, fue cuando desde el país, salían masivas caravanas de migrantes huyendo de la pobreza y violencia que azota al país.

Tony Hernández, de 41 años de edad, se declaró inocente de los delitos que se le imputan, y si es declarado culpable, podría enfrentar cadena perpetua.

Los medios probatorios presentados este día, involucran al actual presidente de Honduras Juan Orlando Hernández y a otros colaboradores de su gabinete de gobierno por haber utilizado dinero de las drogas para ganar las elecciones del año 2013 y 2017, y que además, ofrecieron protección a los narcotraficantes que lo apoyaron.

El presidente Hernández ha sido etiquetado como CC-4, es decir, por co-conspirador N°4.

Pese a que no dice su nombre directamente (el del presidente), no cabe menor duda que es a él que se refieren, ya que el documento de la corte, cita: “CC-4 fue elegido presidente de Honduras a fines del 2013”.

Por su parte, Juan Orlando Hernández, ha negado enérgicamente cualquier participación en los delitos de drogas.

El mandatario atribuyó que tales acusaciones en su contra, provienen de una supuesta “venganza” de los traficantes que se oponen a sus fuertes políticas antidrogas.

“Todos los hondureños saben que hemos liderado una batalla sin precedentes para liberar al país del control de los narcotraficantes”, dijo Juan Orlando Hernández el 3 de agosto, en respuesta a informes de prensa sobre el memorándum de los fiscales.

En los últimos años, los fiscales federales han acusado al menos siete oficiales de la Policía Nacional de Honduras; a Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa; a varios miembros de la familia Rosenthal; a dos ex alcaldes; a congresistas hondureños (incluido Tony Hernández).

Los fiscales en su reciente presentación, dijeron que el presidente, su hermano y otros conspiradores “confiaron en las ganancias de las drogas para financiar campañas del Partido Nacional y otras operaciones políticas, para controlar grandes sectores del gobierno hondureño, para sobornar a funcionarios que ayudaron a garantizar un paso seguro por su cocaína y en un esfuerzo por protegerse del escrutinio policial en Honduras y en otros sectores”.

Los fiscales señalaron en los documentos que Hernández “fue elegido presidente basado al menos en parte en los ingresos del narcotráfico”.

El juicio de Tony Hernández finalizará en al menos 10 días, y es allí, donde se dará a conocer la sentencia y también, los nombres de quiénes más podrían ser pedidos en extradición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *